Box Slider principal

ARGELINO DJAMEL DAHOU SUPERA GRAVE LESIÓN Y APRENDE ESTILO MEXICANO

*El boxeador originario de Argelia estuvo 4 años en silla de ruedas, se prepara en el Gimnasio Zápari Boxing y busca alcanzar su sueño de ser campeón del mundo; marcha invicto con 15-0 y quiere aprender el estilo de boxeo mexicano.

 

MAZATLÁN._ El boxeador argelino Djamel “King” Dahou superó una grave lesión en la cintura que lo mantuvo postrado durante 4 años a una silla de ruedas y con un pronóstico médico de ya no volver a boxear, pero logró recuperarse para mantener vivo su sueño de ser campeón del mundo.

Dahou, quien admira a Julio César Chávez y al ‘Canelo’ Álvarez, quiere aprender el estilo de boxeo mexicano, por lo que decidió venir a Mazatlán, donde es entrenado por Héctor Zápari, del gimnasio Zápari Boxing.

Actualmente, “King” Dahou tiene un récord invicto de 15-0 con 14 nocauts en peso Ligero, ya tiene un compromiso para el próximo 2 de julio en Los Mochis, y posteriormente, el 19 de septiembre peleará en Dubai. En 2014 ya fue campeón mundial Juvenil del CMB.

 

“El estilo mexicano es uno de los mejores del mundo, por eso me propuse aprender junto a Zápari. Me gusta el manejo que tienen en la defensa y lo aguerridos que son en ataque; espero algún día poder ser como los grandes referentes, Julio César Chávez o Canelo Álvarez”, comentó el boxeador argelino, auxiliado en la traducción por Héctor Zápari.

 

Dohou decidió entrenar en el gimnasio de Zápari Boxing por la buena relación que han tenido, además de admirar el trabajo que realizaron en este gimnasio con el excampeón mundial, Gilberto “Zurdo” Ramírez.

“Decidí venir aquí con Héctor porque me gustó el proceso que llevaron con ‘Zurdo’. Hoy tras meses de entrenamiento, puedo decir que me he sentido muy seguro, confiado y agradecido por la oportunidad de entrenar con estos jóvenes leones que son ‘Bebé’ (Vega), ‘Veneno’ (Aréchiga), Chinito (Amaro), que me apoyaron siempre”, indicó el argelino.

Por su parte, Héctor Zápari expresó estar sorprendido por el trabajo que ha demostrado Dahou, y por la forma tan rápida en que se ha adaptado a los entrenamientos.

“La verdad es que el caso de ‘King’ Dahou es un milagro, que después de años en silla de ruedas haya podido regresar al boxeo”, comenta Héctor.

“Al principio lo noté nervioso, pero poco a poco ha ido aprendiendo nuestro estilo; tiene buena pegada y lo trabajamos para que sea un peleador más completo”, apunta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.